martes, 18 de julio de 2017

De excursión por tierras gabachas

El año pasado parte de la sección de carretera ya realizó una incursión en tierras francesas y cató algún puerto del Tour de France, pero les quedó ese anhelo de hacer algo más a la altura del insigne club al que representan. Así que el viernes 14/7/2017 partieron dirección Arreau para marcarse un triplete al día siguiente: Col D'Aspin, Tourmalet desde Luz  y Hourquette D'Ancizan desde Sainte Marie de Campan. 155 km y 3660 m de desnivel. Como si de una etapa del Tour se tratara pero con una diferencia básica en la preparación: ninguno había hecho una tirada larga desde hacía más de 3 meses, por lo que el callo en el culo se había ablandado... como también lo habían hecho los músculos de las piernas.

La ruta la completaron con el único incidente que ilustra la fotografía siguiente, en la que queda documentado un claro caso de acoso sexual bovino. En la cima del Col D'Aspin, tras lamer con fruición el sillín y manillar de la bicicleta, el enorme ejemplar de rubia de Aquitania se abalanzó sobre el ciclista con clara intención lúbrica sabiéndose superior en talla. Nuestro corredor consiguió zafarse sin más marca que un lametazo, iniciando el descenso del sin osar mirar atrás y tratando de borrar el asalto de su memoria.

Al día siguiente, a medio camino de regreso y tras pernoctar en la bonita población de Aínsa estaba planteada una ruta para acabar de rematar el fin de semana: saliendo desde la misma Aínsa, remontar el Cañón de Añisclo y volver por la carretera nacional desde Servisé vía Fiscal y Boltaña. El mal estado del asfalto en el 50% de la ruta no impidió disfrutar de las vistas y del caloraco presente desde el minuto uno de la salida. A su regreso al punto de partida habían recorrido 85 km con 1350 m de desnivel que vinieron muy bien para castigar las varillas un poco más después de la paliza del día anterior.

Ahora falta ver qué puerto preparan para el año que viene, pues el listón ha quedado alto.

jueves, 13 de abril de 2017

37ª Rutes del Montseny y 5ª en nuestro casillero

Un año más no fallamos a nuestra cita con la marcha que organiza el CC Granollers, que en 2017 llegaba a su trigésimo séptima edición. Casi nada!

La organización volvió al recorrido que podríamos calificar de "tradicional" en el que se sube Santa Fe del Montseny y Collformic, suprimiendo el tramo pestoso entre Espinelves y Seva y cambiándolo por uno mucho más ciclable y vistoso pasando por Viladrau, Taradell y Balenyà. Todo un acierto que además nos ahorró unos 150 metros de desnivel, que siempre se agradece.

En total salieron 153 km y 2530 m de desnivel positivo, llegando a meta con buenas piernas y sin pasar demasiados apuros pese a que rodamos solos o en grupos pequeños en muchos tramos. Se notó que sólo había unos 340 inscritos, cuando el año pasado fueron más de 500 y en alguna ocasión se había llegado a los 800 participantes. Evidentemente cada vez hay más eventos y, aunque también hay más ciclistas, está todo más repartido. Pero bueno, si el año que viene vuelve a haber donuts en los avituallamientos pueden contar con nosotros. Somos unos estómagos agradecidos.

Todas las fotos que ilustran la crónica son de Laura InBianco.

domingo, 19 de marzo de 2017

Una brevet más. Así como quien no quiere la cosa

Como el tiempo pintaba bien y por los campos de la provincia de Lleida los frutales están en flor, parte de la delegación de la SGA en L'Anoia se animó a dar una vueltecilla por allí el sábado 18/3/2017 para pasar revista a los manzanos, almendros, melocotoneros y perales que abundan en la zona. Una ruta de 200 kilómetros da para ver unas cuantas plantaciones, vive Dios.

El Ateneu Popular de La Fuliola lleva unos años organizando brevets, la zona prácticamente no la conocíamos, las referencias de compañeros de la zona eran buenas e invitaban al desayuno. No hizo falta pensárselo mucho.

Salida puntual a las 7:00 h de La Fuliola con una temperatura de unos 4 o 5ºC. Pasando un poco de frío por caminos rurales asfaltados llegamos a Bell-Lloc D'Urgell, donde 100 ciclistas asaltamos la gasolinera del pueblo para que nos sellaran el carnet de la brevet. Espero que alguien hubiera avisado al personal de la gasolinera con antelación o debieron flipar bastante.


Seguimos por carreteras con algo más de enjudia para dirigirnos al siguiente punto de sellado: Granyena de les Garrigues. Allí, con algo más de 60 kilómetros ya había hueco en el estómago para rellenar con el consabido plátano. Punto y seguido hacia Vilanova de Prades superando un tendidísimo puerto sin ninguna dificultad. Poco después de las 11:00 h coronamos e hicimos una pequeña parada pues los 105 kilómetros acumulados así lo requerían.

Desde Vilanova de Prades había un buen descenso hacia Cervià de les Garrigues, donde amablemente nos sellaron el carnet en una cooperativa de aceite. Supongo que también debieron quedarse un poco parados cuando se presentaron cuatro ciclistas en sus oficinas un sábado a las 12:25 horas...

Siguiente sello: Els Omells de Na Gaïa, pequeña población a la que llegamos por caminos asfaltados para sellar en su única cafetería. Con el fin de dinamizar el sector terciario de la comarca más que nada, hicimos algo de gasto en el local. Un brevetero se pasó con su contribución al gremio de hostelería y tras hacer algún extraño acabó con la bicicleta en medio de un campo en el descenso hacia Maldà. Sin más consecuencia que haber dejado patente que beberse dos cervezas después de 160 kilómetros, con la solana calentando el casco y teniendo que seguir dando pedales no son una buena idea.

Arbeca era el último punto de sellado antes de rematar la jornada en La Fuliola, con 180 kilómetros encima y el calorét faller apretando. No era cuestión de entretenerse, así que dando relevos llegamos a meta contentos con el ritmo que habíamos llevado durante el día. Queda apuntada esta brevet para el calendario de temporada.

viernes, 17 de marzo de 2017

Casi se nos pasa!

El sábado 11/3/2017 hubo salida de la sección de carretera y la crónica ha quedado olvidada hasta ahora. Nadie la ha reclamado y seguramente a nadie le importe, pero el caso es dejar constancia de los castigos a los que se someten los chavales.

Como el pronóstico era de buen tiempo ¿qué mejor plan que ir al Maresme a recorrer en bicicleta sus carreteras con vistas al mar? A bote pronto se nos ocurren muchos, sin embargo los carreteros optaron por cruzar la serralada de la Marina y el corredor del Montnegre varias veces hasta sumar 150 km y 2100 m de desnivel. El recorrido les llevó de Sanjattan a Sta. Coloma, puerto de la Vallensana para subir la Conreria desde Badalona. Carretera de la Roca y a Órrius superando su puerto, a Llinars vía Dosrius para seguir hasta Sant Celoni donde pusieron rumbo a Vallgorguina, Arenys de Munt y el Pollastre. Mataró y hasta el Masnou por la carretera de la Costa. Subida por Alella, Vallromanes, Vilanova del Vallés y para casa con las piernas agustito.

Este fin de semana: más!

domingo, 5 de marzo de 2017

203 km para comer un bocadillo en Sant Hilari de Sacalm

El 5/3/2017 una mini representación de la sección de carretera se ha cascado los 203 km de la brevet del CC Granollers con el único propósito de comer un bocadillo en Sant Hilari de Sacalm. Y no porque los hagan especialmente buenos... más bien todo lo contrario: aquello de que en los pueblos se come mejor, más barato y mayor cantidad pasaba en los 80 o en otras zonas del país, pero está demostrado que en Sant Hilari no. Cinco años de experiencia avalan nuestras palabras. Lo peor es que el año que viene nos la volverán a clavar en el mismo municipio, aunque por lo menos será en otro bar.

Como novedad en nuestro planteamiento de ruta, este año no paramos en Viloví D'Onyar y seguimos, lo que nos permitió rodar un rato más con el grupo de cabeza. En concreto hasta que comenzaron las primeras subidas. Allí pusimos el modo ahorro y fuimos seleccionando grupos en función del ritmo que más nos convenía.

Al final una media nada despreciable de 28'8 km/h en 203 km y 2160 m de desnivel positivo. Muy contentos para la fecha en la que estamos. Sólo falta que para la próxima no haya desbandada en la sección de carretera: les Rutes del Montseny nos esperan dentro de un mes.